POR FIN LLEGÓ “BOBO“


Messi y Argentina revivieron las alegrías del 78’ y el 86’, para ser de nueva cuenta la mejor selección del planeta y acabar con todas las dudas, críticas y expectativas, después de una sufrida victoria ante Francia.

Por: Adan Manzano

Fotos: Walfri Rodas

Después de más de 30 años, la Selección Argentina de Futbol levantó la Copa del Mundo por tercera ocasión en su historia luego de imponerse ante Francia 3-3 (4-2 penales), en una de las finales más emocionantes de los últimos tiempos. El título representó el mayor logro para uno de los mayores exponentes del balompié, como lo es Lionel Messi.

Los comandados por Lionel Scaloni adelantaron la alegría e ilusión por levantar el ansiado trofeo desde la primera mitad al colocarse adelante por 2-0. El primer tanto apareció por la vía del penalti donde Messi, fue el encargado de cobrar correctamente la pena máxima para abrir el marcador al 22’.

Quince minutos después, un contragolpe bien efectuado que terminó con la definición de Angel Di Maria, dentro del área donde picó la pelota ante la salida de Hugo Lloris, aumentó el ánimo y el fervor de la “albiceleste”.   

El hasta entonces campeón, Francia, no encontró la fórmula para quitarle la pelota a su rival y poder generar jugadas con sus referentes, sin embargo, la tónica cambió para la parte complementaria gracias a su mejor estrella. 

El líder de “les bleus”, Kylian Mbappe, fue quien marcó el primer tanto de su equipo al cobrar de manera correcta un penalti al 79’. Tres minutos después, Marcus Thuram devolvió una pared para el jugador del PSG, quien, dentro del área, definió de volea con su pierna diestra el pase bombeado para vencer al arquero Damian Martinez e igualar las acciones. 

Los gritos y la alegría cambiaron de lado de la tribuna y se volcaron al lado de los europeos. 90 minutos no fueron suficientes para definir al campeón y se tuvo que seguir a los tiempos extras.

La “Scaloneta” repitió la dosis y de nueva cuenta, el astro argentino apareció en el área para empujar la pelota luego de un rechace del arquero tras un disparo potente de Lautaro MArtinez apenas en el inicio del segundo tiempo extra.

Cerca del final, Gonzalo Montiel detuvo un remate con la mano dentro del área, por lo que el árbitro Szymon Marciniak, decretó otro penalti para los franceses y de nueva cuenta, Mbappe, hacia el mismo lado derecho de la portería, logró marcar su octava anotación del certamen y el 3-3 definitivo para posteriormente seguir a la ronda de penales. 

Una atajada de “DIbu” Martinez ante el cobro de Kingsley Coman y el fallo de Aurelien Tchouameni, le costaron caro ante sus rivales, quienes no fallaron en ninguno de sus intentos y con el cobro del cuarto tirador, Montiel, quien se redimió de su error para sellar y darle a Argentina otro campeonato del mundo después de 36 años.  

La última ocasión que los sudamericanos se coronaron fue en el mundial de México 86’ y desde entonces habían llegado a dos finales (Italia 1990 y Brasil 2014). Cabe mencionar, que los argentinos comenzaron con una sorpresiva derrota ante Arabia Saudita por 2-1, sin embargo, desde entonces ganaron todos sus compromisos. 

Con la postal de Messi levantando uno de los trofeos más codiciados del mundo fue como dio fin uno de los Mundiales más atípicos. La fiesta mundialista tendrá su próxima cita en el 2026 con las sedes de México, Estados Unidos y Canadá, 

Foto Leyenda: Leonel Messi Cierra on broche de ORO en Qatar.