La hegemonía continua en la Concacaf. La Selección Nacional de Futbol de Estados Unidos se convirtió en bicampeón de la Concacaf Nations League luego de imponerse con contundencia 2-0 a su similar de México. 

Por : Raúl Villegas

Fotos: Walfri Rodas

El duelo de la mayor rivalidad de la zona volvió a unir a las dos selecciones en la casa de los Vaqueros de Dallas, el AT&T Stadium. 

Parecía que la sequía de triunfos que ha esperado la afición mexicana por 5 años podia concluir hoy, luego de que el ‘Tri’ venciera 3-0 a Panamá en la fase previa; mientras que USA batalló para poder imponerse a Jamaica. 

El compromiso inició con ambos equipos con un estilo más conservador y sin arriesgar en los primeros minutos. 

La alta presión de los comandados por Gregg Berhalter pusó en aprietos a la defensiva mexicana, y es en algunos pases cortos, erraron en sus intentos. 

Pocas aproximaciones sucedieron en la primera mitad. La más clara del conjunto estadounidense a los 4 minutos de juego cuando Christian Pulisic encontró en el area la redonda. 

El jugador del AC Milán mostró Su técnica realizando dos dominadas para acomodarse frente al arco de Guillermo Ochoa, a quien trato de vencer con un disparo bombeado, pero el guardamos leyó la jugada y se anticipó con un salto. 

El primer remate de los mexicanos llegó por conducto de Luis Chavez, quien encontró la oportunidad en el corazón del área, tras un correr, pero su disparo con la parte interna zurda no generó peligro para Matt Turner.

El partido cayó en un bache y el mediocampo Se convirtió en una zona de guerra. Cuando parecía que el silbato consumiría el reloj, Tyler Adams, cambió la historia. 

El neoyorquino probó de larga adelante y, para sorpresa de todos, marco un golpazo que Ochoa no pudo rechazar al 45’.

La mayor parte del coloso De Arlington quedó en silencio. 

Para la segunda mitad, los pupilos de Jaime Lozano intentaron bajar la intensidad y apoyarse en las genialidades de sus hombres por la banda. 

Pero de nueva cuenta los errores en La salida ocasionados por la presión del rival, le cobraron factura al ‘Tri’ al tener Que provocar faltas o tiros de esquina. 

Y la sentencia llegó. Un servicio rechazado por la defensiva “azteca” quedó a la disposición de Giovanni Reyna, que con un riflazo mandó al primer poste donde se ubicaba la figura de Ochoa. 

Silbidos, abucheos y frustración fueron las que mostraron los fanaticos “verdes” al hacer retumbar el grito “prohibido” en cada Ocasión que el arquero rival despejaba. 

Con esto, el equipo de las “Barras y las Estrellas” alargó a siete la racha de partidos sin conocer la victoria ante su vecino del sur, quien aún no sabe lo que es ganar la competición de la Liga de Naciones. 


Posted

in

by

Tags: